24 de febrero de 2024
Tendencias del consumo de tabaco en México

México avanza hacia un futuro libre de humo de tabaco con leyes que protegen a la población y reducen la exposición al riesgo.

México ha implementado una legislación integral para gestionar el consumo de tabaco con el objetivo primordial de salvaguardar a la población de los riesgos asociados a la exposición al humo. La más reciente normativa prohíbe enfáticamente fumar en recintos cerrados, así como en establecimientos de alimentos y bebidas, y también prohíbe la promoción de productos de tabaco en los mostradores de las tiendas.

Como parte de estas medidas, se ha introducido un nuevo sistema de etiquetado para los paquetes de cigarrillos, destacando de manera clara y contundente los peligros para la salud vinculados al consumo de tabaco.

A pesar de estos avances legislativos, en el año 2023 aún persisten desafíos, ya que aproximadamente 3 millones de empleados continúan expuestos al humo de tabaco en sus lugares de trabajo, y 11.2 millones lo experimentan en sus hogares (lo que representa un 11.9% de la población). Además, se ha identificado que el 70% de la población adulta ha estado expuesta al humo en bares o discotecas, y un 33% durante su estancia en universidades.

Es relevante destacar que desde 2009 ha habido avances significativos, ya que la exposición al humo de tabaco en hogares ha disminuido del 17% al 11.9%, en lugares de trabajo del 18.6% al 3%, y en bares del 81% al 70%.

La Dra. Reynales, al presentar los resultados, enfatizó que si bien se han logrado avances, el enfoque continuo es trabajar hacia la creación de un México completamente libre de humo de tabaco.

En cuanto a la publicidad de tabaco, se observa un cambio notable, ya que en 2009 el 39% reportaba ver anuncios en puntos de venta de cigarros, mientras que en 2023 solo el 25% notó estos anuncios.

Un dato alentador es que casi el 72% de los fumadores actuales ha considerado dejar este hábito, y el 42% de ellos ha buscado orientación médica para abandonar el consumo de tabaco. Además, el 34.6% ha contemplado dejar de fumar como respuesta a las advertencias sanitarias impresas en los productos de tabaco, aunque este porcentaje ha experimentado una disminución desde el 43% registrado en 2009.

A pesar de las controversias iniciales en sectores empresariales y restauranteros respecto a la regulación del tabaco, la encuesta revela que el 95% de los adultos respalda las leyes que prohíben fumar en lugares públicos y espacios cerrados, y un sólido 85% está a favor de la prohibición total de la publicidad de tabaco. Estos datos reflejan un respaldo significativo de la población a las medidas destinadas a salvaguardar la salud pública.

prueba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *